Los Gorilas

 

 

   Los Gorilas

 

            Los gorilas son primates omnívoros que habitan en los bosques de África central. Es el más grande de los primates y comparte con el ser humano una similitud no solo estética, sino también genética, dado que su ADN es idéntico al nuestro en un 98%.

 

Los gorilas encajan en la categoría de primates y son los más grandes de todos, como ya se mencionó. Sólo dos especies de ellos quedan hoy en el mundo: el Gorila Oriental y el Gorila Occidental, cada especie tiene una pareja de subespecies, lo cual ayuda aún más a fomentar la formación de pequeños grupos de individuos.

 

Muchas personas están fascinadas con los gorilas por el hecho de que tienen muchas características similares a los seres humanos, siendo esa es una de las razones por la que algunos seres humanos estén molestos porque estos animales se encuentren en cautiverio; ven el reflejo de ojos humanos en los de los gorilas enjaulados. Esto puede ser muy inquietante y una imagen difícil de olvidar.

 

Se estima que los Gorilas fueron descubiertos hace aproximadamente cien años, los gorilas habitan en un ecosistema muy frágil. Viven en pequeños número de familias y estos increíbles seres vivos se aferran a la existencia en la cima de volcanes y montañas, aislados, rodeados por la jungla, en países azotados por la guerra y amenazados por la devastadora acción de los seres humanos que conviven con ellos.

 

Los gorilas son animales muy grandes y pueden ser agresivos cuando se sienten que ellos o su familia están en peligro. Los machos son mucho más grandes que las hembras, es sorprendente ver a estos grandes primates ser tan amables y gentiles hacia las hembras y a menudo, con los propios hijos.

 

Se considera que los Gorilas se comunican con una variedad de métodos verbales y no verbales. Viven en pequeños grupos que se llaman manadas y hay un macho adulto que está a cargo de lo que pueda suceder a los de su especie. El líder asume la responsabilidad de luchar para protegerlos y lo hará a riesgo de su vida de ser necesario, los otros machos también lucharán a su lado para proteger a sus familias.

 

A continuación te invito a leer, examinar, analizar y escudriñar éste valioso reportaje sobre los Gorilas desde el corazón del Congo en África (Parque de la comunidad de Odzala, donde se busca exponer, conocer, aprender, valorar y convivir con los gorilas del África, anímate a conocer más sobre los Gorilas a través de las páginas de ésta revista.

Primer Nombre de la Especie Gorila

El físico y misionero estadounidense Thomas Staughton Savage fue el primero en describir el gorila occidental, al que llamó Troglodytes gorilla, en 1847 a partir de especímenes obtenidos en Liberia. El nombre es derivado de la palabra griega γόριλλαι (gorillai), que designaba a una «tribu de mujeres peludas», pero también de hombres con cola de caballo que, portando antorchas

Clasificación Científica de los Gorilas

Las Especies de Gorilas

Hasta hace poco, se consideraba una única especie de gorila, con tres subespecies: el gorila occidental, el gorila oriental y el gorila de montaña. Ahora se considera que el gorila está dividido en dos especies, divididas a su vez en dos subespecies cada una. Más recientemente se ha reclamado la existencia de una tercera subespecie en uno de estos grupos.

 

Los científicos continúan estudiando las relaciones entre distintas formas de gorilas.

 

A continuación aparecen según la clasificación que cuenta con mayor consenso científico:

 

Se ha propuesto una tercera subespecie de gorila oriental, la cual no ha recibido una denominación latina completa: es la población de gorila de montaña de Bwindi; esta forma es llamada a veces el «gorila de Bwindi».

 

 

Mediante el sistema CoalHMM, se pretende analizar hace cuantos millones de años se separaron las 2 especies de gorilas (Gorila occidental y Gorila oriental).3 Para ello se analizo el genoma de 2 gorilas del genero Gorilla gorilla y un ejemplar Gorilla beringei. Según la predicción las poblaciones de gorilas se separaron hace 1,75 millones de años.

 

Posteriormente se analizo los rastros de homocigosis/heterocigosis. Observandose que en la población 10 veces más reducida, Gorila beringei, tiene mayor vestigios de homocigosis/heterocigosis, por ello, podemos afirmar que tienen menos variabilidad genética.

 

Entre las diferencias entre las especies se observan 1615 SNPs en 1326 genes. 7 de ellos con más de 4 aminoácidos implicados, que afectan sobre todo a proteínas de la respuesta inmune (EMR3) y los genes olfatorios.4

 

 

Características Morfológicas

Los gorilas se desplazan generalmente a cuatro patas. Sus extremidades anteriores son más alargadas que las posteriores y se asemejan a brazos, aunque son utilizadas también como punto de apoyo al caminar. Los machos miden entre 1,65 y 1,75 m de altura, y pesan entre 140 y 200 kg. Las hembras pesan aproximadamente la mitad que los machos. Aun así, un gorila obeso en cautividad ha alcanzado los 285 kg. La estructura facial del gorila se conoce como de «mandíbula protuberante», pues la mandíbula es mucho mayor que el maxilar.

 

La gestación dura 8 meses y medio y normalmente pasan 3 ó 4 años entre nacimientos. Las crías viven con sus madres 3 ó 4 años. Las hembras maduran cuando tienen entre 10 y 12 años (en cautividad, antes); los machos entre los 11 y los 13. La esperanza de vida es de 30 a 50 años. El Massa (Gorila), del zoológico de Filadelfia, tiene el récord de longevidad: murió a los 54 años.

 

Además, todos los gorilas comparten el mismo tipo de sangre (B) y como los humanos, cada gorila tiene huellas digitales únicas que lo identifican.

Alimentación

Los gorilas son mayoritariamente omnívoros, y comen principalmente frutas, hojas, brotes y otros vegetales, si bien pueden llegar a consumir algunos insectos, lo que representa sólo del 1 al 2 por ciento de su dieta.

 

¿Qué comen los gorilas de montaña?

 

La dieta del gorila de montaña es en su mayoría plantas como el apio, ortigas, bambú y cardos y son muy particulares sobre qué partes de cada planta que les gusta comer.

 

A veces también se encuentran los nidos de hormigas y comen las hormigas, junto con un gusano de vez en cuando. Donde viven los gorilas de montaña, no hay mucha fruta, sin embargo a ellos les encanta comer las bayas silvestres que crecen en su hábitat.

 

Los gorilas de montaña que pasan la mayor parte de su tiempo viajando en busca de alimento. Su comida es normalmente distribuida uniformemente en su hábitat y abundante durante todo el año. Sólo unos pocos alimentos de gorilas de montaña son estacionales, también comen los brotes de bambú, que son uno de los platos favoritos de los gorilas.

 

La dieta del gorila de montaña de plena madurez puede incluir hasta 60 libras (25kg) de vegetación al día.

 

 

Comportamiento

Un «espalda plateada» es un gorila macho adulto, usualmente mayor de 12 años, y llamado así por la distintiva mancha de pelo plateado que tiene en la espalda. Un «espalda plateada» tiene caninos largos que nacen con la madurez. Los «espalda negra» son machos sexualmente activos de hasta 11 años de edad. Los gorilas son polígamos, y se les ha llegado a ver apareándose cara a cara.13

 

Los «espalda plateada» son fuertes y dominantes, dirigentes de grupos de 5 a 30 individuos, y son su centro de atención; toman todas las decisiones, median en conflictos, deciden los movimientos del grupo, llevan a los demás a sitios donde alimentarse y toman la responsabilidad de la seguridad y bienestar del grupo.

 

El macho joven comienza lentamente a abandonar su grupo cuando cumple los 11 años; entonces, viajará solo o en compañía de otros machos durante un tiempo que va de 2 a 5 años, antes de ser capaces de atraer hembras y formar un nuevo grupo para empezar a criar. Mientras que las crías de gorila permanecen con su madre durante 3 ó 4 años, los «espalda plateada» cuidan de los huérfanos, aunque nunca hasta el extremo de cargarlos.

 

Si es desafiado por un macho más joven o un forastero, un «espalda plateada» gritará, se golpeará el pecho, romperá ramas, enseñará los dientes y entonces cargará de frente. Algunas veces, un macho joven puede relevar a otro adulto en el mando. Si el individuo dominante muere por enfermedad, por accidente, luchando o por la caza de furtivos, el grupo se dividirá, y los animales se irán en busca de un nuevo guía. Muy ocasionalmente, un grupo puede ser tomado en su totalidad por otro dirigente. Hay un alto riesgo de que este nuevo macho dominante mate a las crías del anterior.

Peligros de Extinción

Los gorilas son un género en peligro de extinción, y sus especies han sido blanco de cazadores furtivos durante mucho tiempo. Las amenazas a la supervivencia de los gorilas incluyen la destrucción de su hábitat y la cacería. Esta última se ha incrementado con los conflictos armados en los países en que habita, y un creciente interés en zonas afluentes por las «carnes exóticas».

 

En el 2004, una población de varios cientos de gorilas del parque nacional Odzala (República del Congo) fue esencialmente eliminada por el virus del ébola. En el 2006, un estudio publicado en la revista Science indicaba que más de 5.000 gorilas habían muerto hacía poco a causa del virus del ébola.

 

Copito de Nieve ha sido el único caso conocido de gorila albino que se ha dado hasta la fecha. Se calcula que nació hacia 1964, y falleció en Barcelona en el 2003.

Parque Nacional Odzala y los Riesgos de extinción de los Gorilas

En la República del Congo (Brazzaville) se encuentra uno de los parques mas bellos del mundo, el Parque Nacional Odzala Kokoua con más de 1,3 millones de hectáreas de extensión en los cuales el gobierno busca asegurar el hábitat de la mayor concentración de gorilas en el mundo.

 

"La ampliación de Odzala representa la protección de una gran área de bosques tropicales productivos que estaban destinados a la explotación maderera. El parque será un pionero en materia de conservación en África central y uno de los principales recursos turísticos de nuestro país", afirmó Henri Djombo, Ministro de Áreas Forestales del Congo.

 

El Parque Nacional Odzala está ubicado en la cuenca del Congo, la cual es el segundo bosque tropical más extenso del mundo después de la Amazonía. Sus ecosistemas incluyen sabanas, pantanos, bosques y varios centenares de claros conocidos como bais o salinas. La extensión de estos bais varía desde media hectárea a 15 hectáreas. Los mismos contienen depósitos ricos en minerales que atraen a muchas especies de animales, en particular grandes mamíferos como elefantes, búfalos y gorilas.

 

Durante muchos años, los conflictos regionales y la pobreza dejaron el parque prácticamente sin protección y sin suficiente financiamiento. Aunque el parque se encuentra virtualmente aislado y en un lugar remoto, alejado de cualquier asentamiento humano, la tala comercial en la región fue abriendo caminos y permitiendo el acceso a las profundidades de la selva.

 

En este parque han muerto varios gorilas por el virus del ébola, lo cual hizo que investigadores de diversas partes del mundo acudieran allí a investigar las causas.

 

El efecto del virus de ébola es, que provoca en 20 días la muerte a uno de cada 8 infectados y el mismo se detectó en humanos en 1976 a orillas del río que le ha dado el nombre. Entre 1976 y 2003 no se había asociado con los animales y no se sabía cuál era su reservorio, es decir, qué organismo hospeda, sin que le afecte, al virus.

 

 

Hace tres años se supo que el ser humano enferma a través de la manipulación, e incluso ingesta, de animales que encuentra muertos en la selva, y hace algo más de un año se descubrió que el virus lo difunde un tipo de murciélago, que es el reservorio. Hasta ahora han muerto por el ébola 5.500 gorilas de llanura, aproximadamente el 25% de todos los que hay. Se trata de una mortandad "elevadísima" porque es una especie que tiene pocas crías -una por parto- y alcanza su madurez sexual muy tarde.

 

Actualmente se realizan actividades ecoturísticas que han demostrado ser una alternativa para el desarrollo económico, sin dejar de lado el desarrollo sostenible, con el fin de salvaguardar la vida de los gorilas. Gracias a la participación activa de las comunidades, la flora y la fauna del parque están mejor protegidas, lo que asegurará nuevos beneficios económicos que harán de Odzala un verdadero éxito social y ambiental, en pro de salvaguardar la vida de los gorilas

Galería (fotos) del Parque Nacional Odzala (África)

Noticias, actividades que se desarrollan para salvar al Gorila

Dadas las actuales condiciones, que tienen que enfrentarse los pobladores de la República del Congo, es imprescindible que tomen conciencia de la importancia de mantener el medioambiente y consecuentemente la preservación de las especies seres vivos, animales y plantas que allí habitan.

 

 

Existen pocas zonas en África que poseen el privilegio de albergar a la reducida población de gorilas que quedan y aunque esto resulte triste, es un beneficio en el campo del ecoturismo que debe ser aprovechado por los habitantes de estas regiones en general y del Parque Nacional de Odzala en particular.

 

El ecoturismo, sin embargo, es un recurso que no puede ser manejado con ligereza, ya que en lugar de traer beneficios tanto para los seres humanos como para los gorilas, puede resultar totalmente perjudicial si no se hacen algunas consideraciones tales como la capacidad del parque, el mantenimiento de los bosques, la salud de los animales y la influencia que tiene el ser humano en el contagio de enfermedades. Todo esto implica una serie de políticas gubernamentales en coordinación con organismos especializados en el tema.

Opinión con relación a los Gorilas

Cualquier forma de vida sobre la tierra merece ser respetada por su singularidad, pero parece lógico que los seres humanos sintiéramos una especial simpatía por las formas más semejantes a la nuestra. Sin embargo, a juzgar por la ferocidad con la que estamos aniquilando a los gorilas, se diría que lo que estamos haciendo es castigarlos por ser tan descaradamente parecidos a nosotros.

 

Así es que, una vez más, Naciones Unidas ha tenido que intervenir con carácter de urgencia y declarar 2009 el Año Internacional de los Gorilas, pero si nos quedamos sólo en las buenas intenciones, dentro de cinco años no quedará ni un solo ejemplar vivo.

 

 

            Se parecen tanto a nosotros que su cerebro es casi idéntico al de los humanos. Incluso su ADN sólo se diferencia en un 2 por ciento al nuestro y el sistema inmune es tan semejante que podemos contraer las mismas enfermedades.

 

Al igual que nosotros, cada gorila tiene huellas digitales únicas que lo identifican. La sangre es similar y hasta podríamos recibir una transfusión de uno de ellos. La afinidad no es solo biológica, también nos igualan los comportamientos y las emociones: la tristeza, la desesperación e incluso el humor.

 

Los vínculos fraternales pueden durar toda su vida, unos 40 años promedio. Cuando un pequeño gorila queda huérfano, un familiar se hace cargo; asimismo cuando algún ejemplar sucumbe hay un rito de recogimiento que puede durar varios días en derredor del cuerpo muerto. La similitud es tan grande que muchos piensan que debieran tener los mismos derechos que las personas.

 

            A pesar de su naturaleza tímida y tranquila, los gorilas son una de las especies más amenazadas en la naturaleza: padecen de la destrucción de su hábitat a través de la tala, la minería, producción de carbón de leña y la expansión de la agricultura, la caza furtiva y comercio de carne de animales silvestres, de los efectos de los conflictos armados y enfermedades como el ébola. Sus poblaciones han disminuido dramáticamente durante las últimas décadas, y actualmente sobreviven gracias a los programas internacionales de conservación.

 

            Los gorilas son nuestros iguales. Tal como nosotros tienen conciencia de si mismos y comparten culturas, poseen herramientas, política y medicinas. Son capaces de aprender un lenguaje basado en señas y pueden sostener conversaciones con gente y entre ellos mismos pero lamentablemente, no los hemos tratado con el respeto que merecen. Por eso debemos abogar por los derechos básicos de los que, actualmente solo gozan los seres humanos: el derecho a la vida, a la libertad y a no ser maltratados ni física ni psicológicamente.

 

Dian Fossey Protectora de los Gorilas

Dian Fossey nace en San Francisco, Estados Unidos, 16 de enero de 1932. Muere en Ruhengeri, Ruanda, el 26 de diciembre de 1985. Tenía (53 años), fue una eminente zoóloga estadounidense reconocida por su labor científica y conservacionista con los gorilas de las montañas Virunga (Gorilla beringei beringei) (en Ruanda y el Congo).

 

Como ya se expreso, nació en San Francisco en 1932, y se graduó en Terapia Ocupacional en el San Jose State College en 1954 pasando varios años trabajando en un hospital de Kentucky. Motivada por el trabajo de George Schaller, destacado zoólogo estadounidense que se dedicó al estudio de los gorilas, Fossey viajó a África en 1963. Allí observó y estudió a los gorilas de las montañas en su hábitat natural y conoció al arqueólogo británico Louis Leakey, de quien aprendió la importancia del estudio de los grandes simios para comprender la evolución humana.

 

En 1966 logró el apoyo de la National Geographic Society y la Fundación Wilkie para trabajar en Zaire, pero pronto la complicada situación política del país la forzaría a trasladarse a Ruanda para continuar sus investigaciones. Su paciencia y su meticulosa observación de los gorilas le permitieron comprender e imitar su comportamiento, ganando paulatinamente la aceptación de varios grupos. Aprendió a reconocer las características únicas de cada individuo, llegando a tener con ellos una relación de confianza y afecto. Karisoke, su lugar de estudio, se convirtió en centro internacional de investigación sobre los gorilas cuando ella fundó el Centro de Investigación de Karisoke en 1967. En 1974 recibió el grado de doctora en Zoología por la Universidad de Cambridge.

 

En 1983 publica Gorilas en la niebla, libro que expone sus observaciones y su relación con los gorilas en todos sus años de estudios de campo.

 

En sus 22 años de estudio con los gorilas, Fossey enfrentó y combatió la actividad de los cazadores furtivos que estaban llevando la especie de los gorilas de la montaña a la extinción. Esta lucha le creó muchos enemigos, y se sospecha que fue el motivo de su asesinato en 1985.

 

Su muerte, a machetazos, fue atribuida al jefe de los cazadores furtivos de gorilas contra los que luchó. En un principio se señaló a los furtivos, pero posteriormente fue acusado Wyne McGuire, un joven estudiante que se encontraba bajo la asesoría de Fossey y al que se le acusó de ‘celos profesionales’. McGuire huyó a Estados Unidos poco antes de que un Tribunal ruandés le acusase del crimen y le condenase a morir fusilado en cuanto pisara territorio de Ruanda. Hoy en día, sin embargo, la teoría más extendida es la del asesinato a manos de los furtivos con el apoyo de las autoridades ruandesas.

 

Su trabajo contribuyó en gran parte a la recuperación de la población de gorilas y a la desmitificación de su comportamiento violento.

 

Fossey fue encontrada asesinada en el dormitorio de su cabaña en las montañas de Virunga, Ruanda, el 26 de diciembre de 1985. La última entrada en su diario decía:

 

Cuando te das cuenta del valor de la vida, uno se preocupa menos por discutir sobre el pasado, y se concentra más en la conservación para el futuro.

 

El Cráneo de Fossey había sido dividido por una panga (machete), una herramienta ampliamente utilizada por los cazadores furtivos, que había confiscado a un cazador furtivo en años anteriores y colgado como decoración en la pared de su sala de estar junto a su dormitorio.

 

 

Fossey fue encontrada muerta junto a su cama, con su pistola a su lado. Ella estaba en el acto de cargar su arma, pero escogió el tipo incorrecto de municiones durante la lucha. La cabaña mostró signos de una lucha porque había vidrios rotos en el suelo y las mesas, junto con otros muebles volcados. Todos los objetos de valor de Fossey todavía estaban en la cabaña - miles de dólares en efectivo, cheques de viaje, y equipo fotográfico permanecían intactos. Ella estaba a 2 metros (7 pies) de distancia de un agujero cortado en la pared de la cabaña en el día de su asesinato.

 

Fossey fue enterrada en Karisoke, en un sitio que ella misma había construido para sus amigos gorilas muertos. Fue enterrada en el cementerio de gorilas cerca de Digit y cerca de muchos gorilas asesinados por los cazadores furtivos. Los servicios conmemorativos se llevaron a cabo también en Nueva York, Washington y California.

El testamento de Fossey establecía que todo su dinero (incluidas las ganancias de la película de Gorilas en la niebla) debería ser destinado a la Fundación Digit para financiar las patrullas contra la caza furtiva. Sin embargo su madre, Kitty Price, impugnó el testamento y ganó.

 

En 1988 la vida y obra de Fossey fue retratada en la película Gorilas en la niebla (Gorillas in the Mist), dirigida por Michael Apted y protagonizada por Sigourney Weaver.

 

¿Cómo funciona la Dian Fossey Gorilla Fund en el monitoreo de los gorilas?

Cada mañana, los rastreadores van ha localizar sus grupos de gorilas signados por sus lugares de nidos nocturnos y siguiendo los rastros de vegetación aplastada. Después de encontrar el grupo y el registro de su ubicación a través de un sistema de posicionamiento global (GPS), los seguidores encontrarán cada individuo en el grupo y registran la información sobre su aspecto general y la salud, así como cualquier cambio en la composición del grupo, debido a los nacimientos, las muertes, la inmigración o la emigración con el fin de rastrear la dinámica poblacional.

 

Además, los investigadores nacionales e internacionales reúnen información detallada sobre el comportamiento de la base de datos de investigación de gorila a largo plazo de la Dian Fossey Gorilla del Fondo y estudios específicos.

 

Los gorilas son identificados por sus " huellas de nariz ", que son los patrones de las arrugas en sus narices. Cada gorila tiene una impresión única de nariz. Investigadores Karisoke, utilizan fotografías e ilustraciones de las narices de los gorilas con el fin de identificar y controlar los gorilas individuales.

 

Como huellas de nariz pueden cambiar a lo largo de la vida del individuo, los cambios Fossey Gorilla Fund Dian el archivo de impresión nariz cada año para cada uno de los aproximadamente 120 gorilas que supervisan.

Gorilas de montaña

Debido a la extensa investigación iniciada por la Dra. Dian Fossey y continuada por la Dian Fossey Gorilla Fund International, el gorila de montaña es quizás la mejor entendida de todas las poblaciones de gorilas salvajes.

 

El Fondo Fossey sigue de cerca diez grupos de gorilas de montaña en el Parque Nacional de Volcanes Parc de Ruanda. El personal de la Karisoke Research Center visite los grupos de gorilas de montaña todos los días e informar sobre sus actividades, y realizar patrullas contra la caza furtiva. Otros grupos de gorilas designados para el ecoturismo también son monitoreados regularmente por la Junta de Desarrollo de Ruanda.

¿Dónde viven los gorilas de montaña?

Los gorilas de montaña estudiados por la Dian Fossey Gorilla Fund viven en las montañas de Volcán Virunga, algunos de los cuales alcanzar hasta unos 4.000 metros (más de 13 000 pies). Los bosques donde viven los gorilas de montaña son a menudo nublados, brumosos y fríos. En la parte inferior de la montaña la vegetación es muy densa, cada vez menos con el fin de ir más arriba. Algunos de los mamíferos más comunes que viven en el bosque con los gorilas de montaña son: antílopes, antílopes, hyraxes (un pequeño animal peludo relacionado con el elefante), monos dorados y búfalos bosque.

¿Cómo es la vida familiar de los gorilas en la montaña?

Normalmente, los gorilas de montaña viven en grupos que contienen uno o más machos adultos (de 12 años o más, llamado silverbacks), varios hombres más jóvenes (llamados blackbacks), hembras adultas, jóvenes y niños. El grupo más grande registrado por la Dian Fossey Gorilla Fund es el grupo de Pablo, que llegó a 65 miembros, en su más grande.

 

            El gorila dominante (llamado así por la silla de plata brillante de pelo en la parte posterior) está a cargo de los viajes diarios del grupo en busca de alimento. Él es también el centro de atención durante las sesiones de descanso y media en los conflictos dentro del grupo. En los grupos multi- plateada sólo uno es dominante, mientras que los otros lo apoyan, la protección del grupo de los peligros externos, tales como intrusos silverbacks de otros grupos , hombres solitarios que desafían los grupos y las amenazas humanas como cazadores furtivos y trampas de los cazadores ilegales.

 

El silverback dominante forma enlaces especiales con las hembras adultas en el grupo y los padres la mayoría de las crías.

 

Hembras de gorila de montaña pueden empezar la maternidad a 10 años de edad. El período de gestación dura alrededor de 8 y 1/ 2 meses. Gorilas madre comparten una relación muy estrecha con sus hijos durante unos cuatro años, después de lo cual otro hermano puede nacer. Gorilas recién nacidos Madre celebrar cerca de su pecho al principio, pero pronto el niño aprende a aferrarse a sí mismo. Entonces aprende a montar en la espalda de la madre, hasta que tenga edad suficiente para viajar por su cuenta. Su esperanza de vida es de 30 a 40 años.

 

 

¿Cómo se comunican los gorilas de montaña?

Toda persona que trabaja con los gorilas de montaña ésta de acuerdo en que por lo general son pacíficos y apacibles. Los gorilas que se observan por el Fondo Fossey, así como los grupos que son visitados por los turistas, se han habituado a la presencia humana.

 

Pero esto no significa que los gorilas no se cargan a veces, gritar o desnudar sus dientes, ya sea a un extraño o dentro del propio grupo. La mayoría de estas acciones son sólo la intención de servir como advertencia, para evitar el peligro o para prevenir una pelea.

 

Los gorilas de montaña se pueden comunicar en una variedad de maneras, incluyendo las expresiones faciales, sonidos, posturas y gestos. Uno de los sonidos más bellos se escucha cuando el grupo está descansando después de un período de la lactancia.

 

Este sonido es algo así como un suave ronroneo y se llama una " vocalización eructar. " Cuando los gorilas se sienten amenazados  pueden hacer una gran variedad de sonidos fuertes  como rugidos o gritos. Las expresiones faciales también se utilizan para la comunicación. Por ejemplo, una boca abierta con los dos dientes superiores e inferiores que muestran miedos o agresiones. Pero la boca cerrada con los dientes apretados puede ser señal de la ira también.

 

Y, por supuesto, está el clásico golpeo de pecho, por gorilas machos, el cual se utiliza para mostrar estatura, asustar a los oponentes e incluso para evitar una pelea.

Locomoción y nidos nocturnos (gorilas de Montaña)

La mayoría de las veces los gorilas de montaña dan viaje en el suelo en cuatro patas. Ellos distribuyen su peso sobre sus nudillos en lugar de sus manos, por lo que se le llama " caminar de nudillo. " A veces los gorilas caminan bípeda, pero rara vez van más allá de tres metros en dos pies.

 

Los Gorilas usan vides, hojas y ramas de la moda, un borde alrededor de sí mismos y para rellenar el suelo debajo de ellos. Construyen nidos frescos cada noche en un lugar diferente en función de sus viajes diarios. Cada gorila construye su propio nido, pero los bebés comparten nidos nocturnos de su madre. Cuentan algunos especialistas que a través de la observación de los nidos, éste método exacto permite establecer los censos para estimar el número de gorilas.

 

Amenazas a la supervivencia del gorila

Todos los tipos de gorilas en África están en peligro de extinción, principalmente debido a la actividad humana, como la caza furtiva, la transmisión de enfermedades y la destrucción del hábitat.

 

En última instancia, la pobreza humana es la mayor amenaza para los gorilas. Los gorilas viven en los países de África, con algunas de las más altas densidades de población y más expectativas de vida de adultos, las tasas de alfabetización y los niveles de vida en el mundo.

 

Los retos a los que tal pobreza intensa aporta a la conservación del gorila varían según el lugar en África donde viven los Gorilas occidentales, que también habitan en cinco países de África occidental desde Nigeria a la República del Congo, ellos están amenazados principalmente por la caza ilegal para la alimentación, la pérdida del hábitat por la tala y la enfermedad, especialmente el virus del Ébola, que regiostra una tasa de mortalidad de aproximadamente el 95 % en los gorilas.

 

Los Gorilas orientales se encuentran sólo en Ruanda, Uganda y la República Democrática del Congo, ellos por lo general cazan para la comida al igual que sus homólogos occidentales. Se ven amenazados principalmente por la pérdida de hábitat en sus bosques que se convierten en tierras de cultivo y pastos; por disturbios civiles locales; trampas de cazadores furtivos que establecen para otros animales como antílopes, cebras y otras especies, otro factor que los condiciona sonlos problemas en las vías respiratorias y otras enfermedades probablemente transmitidos por los seres humanos, y la caza furtiva para el comercio de bebé gorila.

 

Actualmente se estima que 120.000 gorilas occidentales y entre 6.000 y 26.000 gorilas orientales quedan en el planeta. La mayoría de las poblaciones de gorilas y otros grandes simios están disminuyendo a un ritmo rápido, insostenible  " caída catastrófica " es el término utilizado por muchos conservacionistas.

 

El único tipo de gorila que se sabe que va en aumento es el gorila de montaña. Entre 1989 y 2003 la población de gorilas de montaña de Virunga se incrementó en un 17 por ciento. Esto es sorprendente, sobre todo teniendo en cuenta que las guerras civiles ocurrieron en Ruanda y Congo durante las partes de este período de tiempo. Para el año 2010, la población había crecido por otro 26,3 por ciento.

 

Estos aumentos se atribuyen a los esfuerzos de conservación intensos de las autoridades del parque nacional de Ruanda, Congo y Uganda, así como la Dian Fossey Gorilla Fund International y sus socios. Para aprender más sobre cómo el Fondo Fossey está abordando cada amenaza a la supervivencia del gorila, leer sobre cada uno de nuestros programas, porque el 100 por ciento de nuestro enfoque es salvar a los gorilas.

 

Ahorro de gorilas en peligro de extinción a través de brigadas conservacionistas y combatiendo la caza furtiva

 

Equipos de lucha contra la caza furtiva, parte de la " conservación activa " iniciada por Dian Fossey, continuará protegiendo y salvar a los gorilas de hoy en Ruanda y el Congo.



 

Otras medidas para la protección de los Gorilas ejecutadas por Dian Fossey

A sus trabajos de investigación se añadieron otras labores cuando se dio cuenta de que los gorilas estaban seriamente amenazados por los cazadores furtivos. Frente a ellos comenzó a utilizar medidas poco ortodoxas como el uso de máscaras para asustarlos, quema de las trampas, y en no pocas ocasiones llegó a la confrontación personal. Todo esto fue haciéndole ganar enemigos entre grupos locales.

 

Llegó incluso a usar sus propios fondos para dotar a los guardias de las reservas de botas y otros implementos para facilitar el trabajo de estos, y favorecer así a los gorilas.

 

Protección de los gorilas de la caza furtiva es un objetivo principal de la Dian Fossey Gorilla Fund International y, en particular, el Centro de Investigación del Karisoke.

 

Las actividades de protección en Karisoke consisten en patrullas contra la caza furtiva en el bosque y el amanecer hasta el atardecer presencia diaria, humanos con todos los más de 121 gorilas que supervisar.

 

 

Investigación y Conservación de los Gorilas

Además de la investigación en curso sobre la vida del gorila de montaña, los científicos están utilizando algunos de los métodos científicos más avanzados de que se disponga para aprender aún más.

 

Por ejemplo, un estudio está actualmente en curso utilizando muestras de ADN tomadas de los excrementos de los gorilas, con el fin de conocer la paternidad exacta para cada bebé recién nacido en un grupo de gorilas.

 

Los científicos también están tratando de clasificar todas las plantas en los bosques, en los que los gorilas y otras especies utilizan como alimentos.

 

El uso de un nuevo proceso llamado teledetección hiperespectral, pueden recoger información a través de fotografías aéreas y a continuación, comparar esta información con otros datos recogidos de los gorilas y hasta la actividad de la caza furtiva en la zona.

 

El Sistema de Información Geográfica (GIS) también se utiliza para ilustrar los movimientos de los gorilas a lo largo del tiempo, así como para grabar la ubicación de las actividades ilegales con el fin de diseñar una estrategia de protección más eficiente.

 .

Supervivencia y Futuro de los Gorilas

Todos los tipos de gorilas en África están en peligro de extinción, principalmente debido a la actividad humana, como la caza furtiva, la transmisión de enfermedades y la destrucción del hábitat.

 

En última instancia, la pobreza humana es la mayor amenaza para los gorilas. Los gorilas viven en los países de África, con algunas de las más altas densidades de población y más expectativas de vida de adultos, las tasas de alfabetización y los menores niveles de vida del mundo.

 

Los retos a los que tal pobreza intensa aporta a la conservación del gorila varían según el lugar en África viven los gorilas. Gorilas occidentales, que habitan en cinco países de África occidental desde Nigeria a la República del Congo , están amenazados principalmente por la caza ilegal para la alimentación, la pérdida del hábitat de la tala y la enfermedad - especialmente el virus del Ébola, que tiene una tasa de mortalidad de aproximadamente el 95 % en los gorilas.

 

Gorilas orientales se encuentran sólo en Ruanda, Uganda y la República Democrática del Congo, y no son por lo general cazan para la comida al igual que sus homólogos occidentales. Se ven amenazados principalmente por la pérdida de hábitat en sus bosques se convierten en tierras de cultivo y pastos; disturbios civiles locales; trampas cazadores furtivos establecen para otros animales como antílopes, respiratorias y otras enfermedades probablemente transmitidos por los seres humanos, y la caza furtiva para el comercio de bebé gorila.

 

¿Cuál es su futuro?

 

El único tipo de gorila que se sabe que va en aumento es el gorila de montaña. Entre 1989 y 2003, la población de gorilas de montaña de Virunga se incrementó en un 17 por ciento, y casi todo ese aumento se produjo en el sector del parque que está protegida por el Fondo Fossey.

 

El año 2002 marcó el año número 100 desde que el gorila de montaña fue primero identificada científicamente como una subespecie distinta de gorila. El futuro de los gorilas es más dependiente de la protección y la supervivencia de los bosques en los que viven, ya que dependen de la tierra para las actividades de alimentos, la seguridad y la normal. Pero los bosques son a menudo el peligro de las crecientes poblaciones humanas y de la guerra civil en la región. Los gorilas de montaña son clasificados como especie en peligro de extinción, cuya supervivencia depende estrictamente de la colaboración diaria entre las instituciones de conservación que trabajan en la región.

 

Esto es sorprendente, sobre todo teniendo en cuenta que las guerras civiles ocurrieron en Ruanda y Congo durante parte de ese período de tiempo. En el próximo cens , en 2010 , la población había aumentado de nuevo , un 26,3 por ciento, con casi una cuarta parte del aumento se produjo en el sector de fondo de Fossey . Estos aumentos se atribuyen a los esfuerzos de conservación intensos de las autoridades del parque nacional de Ruanda, Congo y Uganda, así como la Dian Fossey Gorilla Fund International y sus socios.

La Revista de Gorilas en Joomag